blog
4x4 img

Diario de un viaje averiado "BELGICA"

Toda una semana de preparativos, nuevos productos en primicia, noches y noches sin dormir pensando en un precioso viaje que llevo previsto junto con mi amigo Angel Palomar de MalaiKa Products al castillo “Chateau de Chérimont” en la localidad Belga de Andenne para exponer conjuntamente nuestros productos, un evento organizado por el Club Land Rover Belga LRWB.

Miércoles mañana-tarde, dedico todo el día a dejar en perfecto estado de revista a mi “Coronel”: cambio de aceites, filtros, engrasados los dos arboles de transmisión, revisión de todos aceites (transfer, ejes, caja de cambios, caja de dirección) nivel de anticongelante perfecto …

Comienzo a organizar, etiquetar, plegar ropa y cargar el vehículo, hasta más no poder. Esta vez con mucha ilusión ya que vamos a estrenar carpa y el orden tiene que ser más que preciso.

Miércoles noche, mi amigo Ángel llega desde Jávea a mi casa a las 01:00 h. de la madrugada. Hay que dormir pronto porque  mañana nos espera un intenso día de viaje en mi “Coronel”.

Jueves de madrugada, tras un potente desayuno tan solo nos queda cargar nuestro equipaje y ponemos rumbo a Belgica, tenemos mas de 1.506 kilometros por delante.


Paramos en Zaragoza a comprar víveres para perder el menos tiempo posible durante el viaje, así que la idea es parar en áreas de servicio a repostar y comer unos bocadillos y algo de picoteo por el camino.


Mediodía , llegamos a Irún, parada y visita obligada a mi gran amigo Aitor de Maxinak Garaje, quien nos esta esperando para enseñarnos su precioso garaje . Nada más entrar por la puerta se respira aire “vintage” y sabor a “gasolina” por todos los lados. Varias motos con decenas de años y viejos landrovers por restaurar hacen de este garaje una verdadera delicia para nuestros sentidos.






Tras un rato de agradable charla con Aitor nos despedimos y organizamos la ruta. Queremos hacer todos los kilómetros posibles para llegar a hacer noche lo más cerca que podamos de Paris.  La idea es que al día siguiente, después de un buen madrugón, lleguemos lo antes posible a nuestro destino en Bélgica.

Ahora es cuando comienza nuestra aventura o desventura...

Salimos de Irún, mi amigo Angel conduce, tengo algo de sueño y prefiero descansar mientras que hacemos camino.

Pasada una hora y algo me despierto, comenzamos a hablar y a escuchar música, ya no queda prácticamente nada para llegar a Bourdeaux, son las 18:00 h. La velocidad de crucero es de 110 km/h. todo va sobre ruedas cuando, de repente,  vemos salir una gran nube de humo blanco por el retrovisor. El coche deja de funcionar,  no hay gas, no funciona, la pericia al volante de mi amigo Angel hace que en un golpe de volante podamos meternos en el arcén. El coche se había quedado también sin dirección asistida, no responde, bajo rápido del coche y abro el capó. Sale humo, mucho humo, los manguitos de gasoil que entran en el enfriador están derretidos, huele a aceite quemado, la temperatura que ha cogido el motor no es la correcta, el motor se ha reventado.


Llamamos a la asistencia en autopista donde rápidamente acude un furgón de autopistas para señalizar nuestro vehículo y limpiar todo el aceite, anticongelante y gasoil que el vehículo ha derramado. Acto seguido acude la grúa de autopistas que, sin perder ni un minuto, carga el coche y lo lleva a la base.

Comienza la odisea, mi compañía de seguros tarda mucho en cogerme el teléfono. Una vez logro hablar con una señorita  que me pone pegas, se contradice, veo que no tienen eficacia en este caso. Vuelvo a llamar 3, 4 y hasta 5 veces para resolver este asunto y que no pierdan el tiempo  porque estamos en un descampado, la noche está al caer y no hay luz.

Después de más de 3 horas de espera, llega el taxi que nos lleva a un hotel a Irún. Son las 00:00 h. de la madrugada cuando llegamos al hotel , mañana será otro día ya decidiremos lo que haremos.

Viernes a primerísima hora de la mañana, nuestros teléfonos comienzan a arder en busca de un furgón de alquiler para seguir camino a Belgica, parar en la base de Bourdeaux para cargar todo nuestro material que llevamos en “El Coronel” y seguir camino rumbo norte.

No hay forma de encontrar un furgón en todo Irún y San Sebastián, pero cuando creíamos que todo estaba perdido,  mi amigo Ángel puede alquilar un furgón en el Aeropuerto de San Sebastian a través de una pagina de internet. Cogemos un taxi y nos dirigimos al aeropuerto.

Cuál fue nuestra sorpresa que al llegar a la compañía de alquiler,  la señorita nos dice que ha habido un error y que no tiene ningún furgón. Es entonces en ese momento cuando ya nuestro viaje se va al traste,. Hay que buscar una solución para recoger todo el material de “El Coronel” y con todo el dolor de nuestro corazón volver a casa.

Otra compañía de Rent a Car nos facilita un vehículo ranchera. Mi lema siempre es: “A rey muerto, rey puesto” así que antes de ir a Bourdeaux a recoger las cosas, vamos a hacer un poco de turismo por la zona. Visitamos  Hondarribia y su calle San Pedro, famosa por las tascas de pescadores donde hacen unos Pintxos buenísimos, así que vamos a disfrutar de su gastronomía.

Carretera y manta hacia Bourdeaux.  Llegamos  a la base donde está mi “Coronel”. Vicent, el gruista Francés , un tipo encantador, nos esta esperando. Cargamos el vehículo ranchera hasta que no cabe un alfiler y volvemos hacia España pero antes, parada en Biarritz y visitar la tienda Deus, mi gran debilidad. Aprovechamos para hacer algunas compras y ahora si que es el momento de la vuelta.




Decidimos parar en Tudela para cenar, sin escatimar, busco uno de los mejores restaurantes de la ciudad. Su nombre es Restaurante Treintaitres, donde la reina es la verdura. ¡Que espectáculo! , las mejores verduras que he probado en mi vida, el metre y el personal son unas personas  fantásticas. Nos explican cada plato al dedillo y nos hacen disfrutar de lo lindo de una magnifica cena.


Aprovechando que estamos en Tudela llamo a mi gran amigo Lupus y su chica para saludarlos y tomar un té en la preciosa plaza de Tudela.

Ya son las 00:00 h. y toca poner rumbo a Calamocha donde llegamos pasadas las 02:00 h. de la madrugada. El cansancio y el sueño hacen que nos turnemos cada hora conduciendo mi amigo Ángel y yo.

Sábado mañana, nuestra aventura o desventura ha terminado. Todo esto forma parte de la banda sonora de mi vida. Hay veces que las cosas salen bien y otras no tanto, siempre saco cosas positivas del día a día y en este caso he sacado muchísimas. Empezando, voy a estrenar motor nuevo en mi “Coronel”. He estado con grandes personas, he visitado sitios en los que nunca había estado y sobre todo, que estamos en perfecto estado, ya que lo que podría haber sido un grave percance se ha convertido en una anécdota que recordaremos siempre, de aquel viaje de ese viaje “averiado”.

Quiero agradecer a mi amigo Ángel Palomar por tomarse las cosas con humor, mucho humor, a Aitor de Maxinak Garage (Irún) por su inestimable ayuda, a Fabian Pastor (Defender Trophy Francia) por ayudarnos en sus labores de traducción con la organización, a Philippe Navez por habernos dado la oportunidad de ir a este evento.

P.D.:Asi que queridos amigos, esta es la historia de un viaje “averiado”. Con muchas ganas que repatrien a mi “Coronel” para colocarle un nuevo motor y seguir viajando por el mundo en busca de nuevas “aventuras”

“Salud, CrossFitt y RockandRoll”




Volver